RELATOS

PIRATA I.

En una noche de Carnaval, el pirata salió de su guarida de la Isla de las Tortugas, donde viven los pobres de América. Nunca llegaría a imaginar lo que le sucedería al anochecer cuando llegó a la taberna y se encontró entre tanto bucanero, corsario y filibustero:

Entre  tanta concurrencia dos sonrisas se encontraron

Fue cosa de dos palabras: un lápiz y un papel

Entre tanto bucanero dos miradas se cruzaron

Comenzaba un encuentro de papel couché.

Cuando el relente de la noche

Hace acto de presencia

Dos tabernas en lugares diferentes

Se volvieron dos coincidencias.

Dos miradas al horizonte dispuestas a volar

Se fundieron como si sólo fueran una

Las cosas que tiene el destino, las cosas que tiene el azar.